RÉGIMEN SIMPLIFICADO DE CONFIANZA

Comparte este artículo

¿En qué consiste el Régimen Simplificado de Confianza? Se trata del nuevo régimen en el que tributarán para el ejercicio de 2022 aquellos contribuyentes personas físicas cuyos ingresos no superen los 3.5 millones de pesos en el ejercicio y aquellas personas morales cuyos ingresos anuales no superen los 35 millones de pesos.

Si bien la propuesta fue presentada por el SAT en la reforma miscelánea fiscal de 2021 todo parece indicar que ya es un hecho. La estrategia de la SHCP es hacer cambios, para poder recaudar los impuestos de manera más satisfactoria pues al parecer la estrategia actual no ha sido eficiente ni suficiente para lograr la recaudación que tenía planeada.

Pero dejando de lado lo que desea la Secretaría de Hacienda, ¿Es realmente conveniente para un contribuyente, inscribirse o en su defecto cambiarse a este nuevo régimen? La respuesta por supuesto varía en función de la economía de cada contribuyente y su estrategia comercial, pero todo apunta a que sí, a que será conveniente realizar el cambio ¿por qué? Porque en este nuevo régimen todos aquellos contribuyentes con ingresos inferiores a 3.5 millones de pesos anuales, tendrán una tasa fija que se aplicará a la totalidad de sus ingresos siendo la tasa inicial el 1% sobre el total de los ingresos si éstos, no superan los 300 mil pesos anuales y hasta un 2.5% para aquellos que sí tienen ingresos superiores y oscilan entre los 2.5 y 3.5 millones de pesos.

Con la entrada de este nuevo Régimen, todo indicaría que el Régimen de Incorporación Fiscal está por desaparecer, pero aún no se han presentado indicaciones al respecto, por el contrario se esperaría que quienes deseen seguir tributando en el RIF lo hagan, sin embargo; de funcionar, el RESICO (Como empiezan ya a llamarlo algunos contadores o RSC) sustituirá plenamente al RIF y esto por supuesto tendrá un efecto positivo para el contribuyente y para la misma SHCP pues el objetivo es que nadie se quede sin pagar.

El RESICO no deja a nadie con saldo a favor ya que el pago se calcula en función de los ingresos y no por la base gravable a la que tanto estamos acostumbrados, por lo que las arcas de la nación se incrementarán beneficiando a todos. En palabras de la misma Secretaría, se espera que al menos 10 millones de contribuyentes sean prospectos para este nuevo régimen fiscal.

Y no se pueden dejar de mencionar algunos de los tantos beneficios que traerá el Régimen Simplificado de Confianza en cuanto a la presentación de obligaciones, ya que uno de estos beneficios incluye la eliminación en la presentación de declaraciones informativas y se excluye también la presentación de contabilidad electrónica puesto que al incorporarse a este régimen, se debe optar por utilizar la plataforma electrónica del SAT para poder generar los CFDis, por lo tanto  todo esto se hará de forma automática.

Desde luego que todo esto tiene un precio para el contribuyente y hay quienes dudan de la estrategia del SAT al llamarlo Régimen de Confianza, puesto que al tener que estar obligado a realizar los CFDis desde la misma plataforma del SAT, hay quienes desconfían y afirman que no es un Régimen de confianza sino de control y mucho menos es simplificado, pues si analizamos bien, nada quedará a la sombra de la autoridad, por lo tanto; quienes deberán confiar en el SAT y sus estrategias fiscales, serán los contribuyentes y no la autoridad en el contribuyente, aún con toda la incertidumbre que esto genere, el nuevo Régimen promete ser bueno ya que haciendo cálculos con las fórmulas actuales para determinar el ISR a pagar, sí se ve una reducción muy significativa en los importes a pagar comparando un régimen actual con el que está por llegar.

Pero claro, esto hablando específicamente del pago del Impuesto Sobre la Renta ya que con el IVA la realidad es otra. En este sentido, en cuanto al IVA, la situación no ha cambiado, el contribuyente deberá seguir solicitando sus respectivos CFDis para poder deducirlos en su IVA a pagar.

Ahora bien, hablando de las personas morales, las cosas también se simplifican y para poder tributar bajo este régimen podrán optar aquellas personas morales que sus ingresos no superen los 35 millones de pesos anuales ateniéndose a las limitaciones que la misma autoridad determine.

Como se comentó al inicio, la iniciativa aún sigue en propuesta pese a que todo apunte que entrando el ejercicio 2022 sea oficialmente una realidad, queda esperar para conocer los muchos o pocos cambios que se realicen desde que se dio a conocer en la Reforma fiscal en 2021 y hasta su llegada oficial.

Los puntos a considerar por el momento para poder tributar en el Régimen Simplificado de Confianza son:

  • Estar inscrito y mantener actualizado el RFC.
  • Contar con FIEL y buzón tributario.
  • Emitir CFDIS por la totalidad de sus ingresos cobrados. Por las operaciones al público en general también deberá emitirse un comprobante.
  • Conservar CFDI de gastos e inversiones.
  • Presentar pagos provisionales cada 17 de mes.
  • Presentar declaración anual.
  • Retener y enterar el ISR a sus trabajadores.

Podrán pagar sus impuestos conforme a este régimen las personas físicas que:

Realicen actividades empresariales, presten servicios profesionales u otorguen bienes en arrendamiento.

Sus ingresos no deberán ser superiores a 3.5 millones de pesos. (Requisito principal).

Obtengan ingresos por sueldos y salarios e intereses, siempre y cuando la suma de estos más las actividades del régimen de confianza no excedan de 3.5 mdp.

No formar parte de los contribuyentes que simulan operaciones EFOS (artículo 69-B del CFF) y tener una opinión positiva de sus obligaciones fiscales (artículo 32-D del CFF).

Al haber salido del régimen por exceder los 3.5 millones de pesos en ingresos, podrán regresar a tributar en el régimen de confianza en el siguiente ejercicio a aquel en el que facturaron menos de la cantidad antes mencionada siempre y cuando estén al corriente de sus obligaciones fiscales. De hecho, este será también una de las cláusulas que aquellos que opten por tributar en el Régimen de confianza deberán cumplir, pues al no presentar 3 declaraciones (consecutivas o no) en el mismo ejercicio u omitan presentar la declaración anual perderán el derecho a tributar bajo este Régimen. Las tarifas que se aplicarán  de acuerdo a la tabla siguiente:

Monto de los ingresos amparados por comprobantes fiscales efectivamente cobrados sin IVA (pesos mensuales)Tasa Aplicable
Hasta 300,000.001%
Hasta 600,000.001.1%
Hasta 1,000,000.001.5%
Hasta 2,500,000.002%
Hasta 3,500,000.002.5%
EJEMPLOS
INGRESOS MENSUALESTASA APLICABLEIMPUESTO DETERMINADO
$150,000.001%$1,500.00
$650,000.001.5%$9,750.00
$1,250,000.002%$25,000.00
$2,000,000.002%$40,000.00
$2,750,000.002.5%$68,750.00
$3,500,000.002.5%$87,500.00

PRESENTACIÓN EN TIEMPO Y FORMA DE TUS DECLARACIONES DE IMPUESTOS •

TEL:(646)1734698 WHATSAPP:(646)1511471 BLVD RAMIREZ MENDEZ #1018-13 BAHÍA, ENSENADA B.C. MÉXICO L.C. Carlos Alberto Pérez Velázquez


Comparte este artículo


Deja una respuesta